A ralentí

Una de las consecuencias de vivir en otro país es que estás un poco más desconectado del día a día de actualidad. Gracias a Internet y las redes sociales esta distancia se acorta, pero sigue existiendo un pequeño gap. Ya no vas por la calle y te topas con un kiosko donde puedas leer las noticias del día. No estás en un bar tomando algo donde tienen las noticias en la tele. Ni tienes entre tus compañeros pericos o culés con los que poder hablar del día a día o de los fichajes. Pero tienes la suficiente información para saber que estamos a ralentí en este mercado de fichajes y, si no nos espabilamos, llegaremos tarde.

El mercado de fichajes empezó atando en propiedad varios jugadores que dieron un buen rendimiento la temporada pasada: Diego López, Piatti y Leo Baptistao. Un buen movimiento para afianzar los que fueron jugadores clave la temporada anterior.

Siguió con la tan esperada vuelta de Sergio García. Probablemente con ciertas dudas por su edad y por venir de una liga de bajo nivel, pero puede ser un refuerzo de segunda línea de lujo para nuestra delantera. Ya sabemos de su implicación. Y lo completamos con los fichajes de Granero y Hermoso, los dos todavía por ver cómo rendirán la temporada que viene.

Pero la temporada ha estado protagonizada por los culebrones del verano de Diego Reyes y Caicedo. Con el primero rodeado de una falta de transparencia y claridad al no haber sabido en ningún momento por cuánto dinero lo teníamos al alcance, si nos lo íbamos a quedar, si el Oporto lo quería vender. Demasiadas noticias contradictorias y muy poca comunicación oficial y clara.

Por otra parte Caicedo. El mercado se paró, se sabía que necesitábamos más fichajes pero nada se movía, hasta que nos enteramos que la clave está en Caicedo. Su alto sueldo imposibilitaba fichar a nadie dado que superaríamos el famoso límite salarial. Que si se va, que si se queda, que si Girona, finalmente Lazio…

Finalmente este último ha dejado el Espanyol para formar parte del Lazio, lo cual nos da ya un margen para respirar. Deberíamos ser ágiles y comenzar a mover el mercado desde ya. Como comenté, la temporada acabada la podía hacer buena la que está por empezar, pero vamos tarde. Afianzar los jugadores clave de la pasada temporada está bien, y es un lujo que hace poco no nos podíamos permitir, pero si queremos avanzar, si queremos seguir creciendo, tenemos que reforzar las líneas y nos estamos durmiendo.

Estas dos últimas gestiones han destapado fantasmas del pasado. Fantamas de gestiones poco claras y transparentes. Se nos prometió un cambio en la gestión del club que, por el momento, no estamos viendo. Pero yo sigo dando algo de margen de confianza al club y al equipo, tenemos que saber de dónde venimos y venimos de temporadas de fichar a jugadores de segunda.

One thought on “A ralentí

Add yours

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: